La Gestión del Tiempo

La Gestión del Tiempo es la planificación u organización de tareas donde cada uno, de acuerdo con sus necesidades, definirá el nivel de prioridad de cada tarea. El objetivo de ello es incrementar tu eficiencia, alcanzar tus objetivos y, por ende, tu satisfacción personal.


Anteriormente se creía que la gestión del tiempo estaba desarrollada solo para que una persona sea más productiva o eficiente en el trabajo, sin embargo, el campo de aplicación es mucho más amplio pues una mala gestión del tiempo afecta también la vida personal.


Recuerda, el tiempo es uno de los recursos más importantes que tenemos y NO es renovable, por lo que debemos cuidarlo y aprovecharlo al máximo.


Para gestionar adecuadamente nuestro tiempo podemos seguir algunos pasos como:


1. Identificar a los “ladrones” de tu tiempo

Algunos de ellos son: Falta de planificación u objetivos, mal uso de redes sociales, búsqueda de la perfección, inseguridad en lo que hacemos o malas prácticas como el “Siempre se hizo así”.

2. Distinguir lo urgente de lo importante

Debes organizar tus tareas entre lo importante, no importante, urgente y no urgente, y ejecutarlas en base a ello.

3. Elaborar un plan diario

Comenzar el día con un plan de trabajo te permitirá tener un control sobre tus tareas y sobre todo te ahorrará muchas horas de trabajo innecesario.

4. Elaborar rutinas

Identifica tus actividades repetitivas y establece un horario, de esa manera serás más eficiente.

5. Establecer límites de tiempo para determinadas actividades

Como las llamadas telefónicas o reuniones extendidas.

6. Mantener un entorno organizado

El orden y la limpieza siempre te darán un ambiente cómodo y libre para trabajar.

7. No posponer tareas

Si hay alguna tarea que no te gusta, no la pospongas, eso hará que trates de demorar más en las primeras tareas para no llegar a ella.

8. Delegar

Delegar te permitirá enfocarte en lo importante y urgente y te quitará la presión de sentir que debes hacer todo.